¿Qué es Esona?

Última edición: 10 de octubre de 2018.

© El equipo de Esona

Guía de lectura:

– Mediante el índice, el lector puede acceder al contenido que desee pinchando en su enlace, siendo Valores de Esona, Esona como Micronación y Esona como Filosofía, los tres bloques centrales. Es imprescindible leer el texto completo, unos 15 minutos, para escribir un comentario o ponerse en contacto.

– Esona trata sobre la identidad. La nacional y la personal. Ofrece la posibilidad de encontrar una nueva forma de verse a sí mismo. Este proceso se realiza a través de la autoidentificación, de modo que es necesario reflexionar con honestidad sobre Esona para formar parte de su comunidad.

– Por ahora, la única acción que se demanda es la de unirse a la lista de correo, en la que se puede estar al tanto de las últimas actualizaciones. Es gratis, libre de spam y no implica permanencia.

Bandera de Esona

© Bandera de Esona.

Esona es una micronación.

A su vez, una esona es el nombre de la realidad propia que alguien construye para vivir en la realidad común.

Quien tiene una esona puede ser esonés (-a), (-e), y la organización que integra a los esoneses es la micronación Esona, cuya página oficial es esona.net.

Para ser esonés no solo se ha de tener una esona, sino que se ha de creer en los valores de Esona como micronación.

El principal valor que define a un esonés es el respeto por la diversidad humana.

¿Quieres formar parte de una comunidad de gente adelantada a su tiempo?
Recibe en tu correo las últimas actualizaciones de Esona y únete a la primera micronación que celebra la diversidad.

° es GRATIS y libre de SPAM.

Valores de Esona

1. Respeto por la diversidad humana

La diversidad implica variedad y diferencia.

Alguien que construye una esona se caracteriza por ser diferente, física o mentalmente, a una mayoría o con respecto a un pensamiento predominante.

El respeto por la diversidad lleva a que esa diferencia sea vista entre esoneses como un atributo motivo de orgullo y a potenciar, además de como nexo identitario.

Cuando en Esona se habla de diversidad, se hace alusión a la apariencia, a la clase social, a la edad, a la forma de vida, a la funcionalidad del cuerpo, al género y la orientación sexual, al pensamiento, a la procedencia geográfica o al origen y la etnia.

Este es el valor que cimenta Esona.

2. Reconocimiento de cualquier identidad de género y orientación sexual

Hay un mundo de posibilidades más allá del género binario hombre o mujer.

Y en Esona ese mundo forma parte de su ADN, y disfruta de total reconocimiento y cotidianidad.

Un esonés puede identificarse como hombre o como mujer cisgénero. También puede sumarle a este binarismo ser transgénero, término que incluye algunas expresiones de género compatibles con la dualidad hombre-mujer, y que abarca el cross-dressing, el género fluido, la androginia, el genderqueer, la transexualidad, etc. Finalmente, el transgenerismo, en la mayoría de los casos, permite si se quiere, ubicarse en un género no binario.

Asimismo, Esona reconoce todas y cada una de las orientaciones sexuales que existen además de la heterosexualidad, entre las que se encuentran la homosexualidad, la bisexualidad, la asexualidad o la pansexualidad.

Esto no excluye que un esonés pueda desmarcarse de estas clasificaciones de género y orientación y adherirse a posiciones como las de la teoría queer.

En cuanto al lenguaje, en Esona es correcto el pronombre élle y sustituir las vocales a y o por una e tanto a nivel escrito como hablado, o por una x a nivel escrito, para crear en castellano el género neutro.




3. Protección de la individualidad

Defendiendo la individualidad de manera colectiva.

El tejido de Esona está formado de esonas, de diferentes realidades propias que tienen como fin la protección de los intereses de aquellos que las construyen frente a las injerencias invasivas de la realidad común.

Esona es la garante colectiva de esas esonas, que no son otra cosa que una reivindicación del ser humano como individuo, como centro, como ser independiente y libre de pensamiento y acción.

Un esonés protege su individualidad defendiendo la libertad de conciencia en la comunidad de Esona, e intenta hacer en la medida de lo posible el menor número de concesiones externas en todo aquello que considera importante en relación a sí mismo.

4. El trabajo como eje

Hacer.

Para un esonés el trabajo duro y bien hecho es entendido como el eje que vertebra el día a día y como la forma más eficaz para asentar una esona en la sociedad.

El trabajo en referencia a la carrera profesional, pero también a cualquier asunto de la vida personal.

Un esonés hace, ya que las acciones producen hechos, crean patrimonio esquivo a las limitaciones que impone la mayoría. Es disciplinado, perfeccionista pero con visión general, y no escatima en esfuerzos por conseguir sus objetivos, aun cuando solo le importen a él.

Centra su atención en aquello que puede controlar, de modo que minimiza el papel de la opinión ajena, y encuentra la satisfacción en el hecho de realizar lo que se propone, no en el eco que deja lo que hace.

No desprecia ningún trabajo al margen de su consideración social, y tiene las habilidades de concederle dignidad y de llevarlo a cabo con honradez.

El esonés no busca el atajo ya que tiene una visión a largo plazo, y mantiene lejos de sí cualquier atisbo de corrupción e ilegalidad que pueda comprometer su libertad y coherencia.

5. Reconocimiento de las diferencias de origen y étnicas

Esona es una micronación global, ya que la experiencia de tener una esona no es propia de ninguna zona concreta del mundo, es una experiencia humana universal.

Por ello, un esonés puede ser de cualquier origen y puede pertenecer a cualquier etnia.

Esona reconoce y fomenta esta diversidad y la abraza como un componente indisoluble de sí misma como micronación intercultural.

Un esonés siente fortalecida su realidad propia al tener alrededor la diferencia, especialmente si es visible, de otro esonés, derivada de su origen o etnia.




6. Exaltación de la cultura

La cultura como combustible.

Una esona se nutre, más allá de experiencias, esencialmente de cultura. De la que crea el propio esonés en algunos casos y de la que recibe del exterior en todos.

Cualquier canal es bueno para abastecer una esona de referentes a los que anclarla.

Un esonés se caracteriza por un consumo desprejuiciado pero selectivo de cultura, en el que no existe la dicotomía entre alta y baja, al tener la capacidad de abstraer aquello que le interesa de los productos más dispares.

Mención especial para la formación, reglada o autodidacta. Un arma de enorme valor para una realidad propia.

7. Búsqueda del orden

Una esona es una realidad construida en función a un orden personal, tanto en uno mismo como en las cosas materiales, en lo pequeño y en lo grande, y desde el interior hacia fuera y no a la inversa.

Este orden está expuesto a una constante amenaza por parte de la realidad común.

La búsqueda del orden en un esonés es la preservación de su realidad propia mediante las tres R: “Resistencia, Reconstrucción y Reconversión”.

Resistencia como fin último. El mayor éxito para una esona es el de perdurar en el tiempo, el de permanecer a pesar de todo y sea cual sea su estado.

Reconstrucción como medio para resistir. Reconstruir para un esonés consiste en el restablecimiento del orden personal después de un daño sufrido o una pérdida de espacio con respecto a la realidad externa.

Reconversión para alcanzar la autorrealización. La reconversión es la traducción de una realidad común limitante en una propia llena de posibilidades, es la transformación constante del “no” en “sí”, de un escenario en contra en uno a favor.

¿Quieres formar parte de una comunidad de gente adelantada a su tiempo?
Recibe en tu correo las últimas actualizaciones de Esona y únete a la primera micronación que celebra la diversidad.

° es GRATIS y libre de SPAM.

Esona (micronación)
Lema: Hallar en la diversidad
Idiomas oficiales: castellano e inglés (de facto: todos)
Gentilicio: esonés (-a), (-e)
Fundación y Día Nacional: 31 de julio de 2016
Dominio Internet: .net, .esn

Esona como Micronación

– Esona es una micronación.
– Es una nación cultural.
– No reclama soberanía sobre territorio físico.
– Su ámbito de actuación es global.
– Es la suma de los esoneses y sus realidades propias.

Esona es una micronación, una nación cultural sin fronteras basada en la experiencia de construir una realidad propia o esona y de compartir unos valores.

Esona es una micronación no territorial, no reclama la soberanía sobre ningún territorio físico. A pesar de esto, su ámbito de desarrollo no es exclusivamente virtual, puesto que las personas que la integran y sus realidades están fuera de línea.

La organización de Esona se compone de un equipo con horizontalidad en la toma de decisiones, pero su sistema de gobierno ideal es la república.

Esona es una micronación global. Quienes la forman, los esoneses, se hallan a lo largo y ancho del mundo, y la suma de todos ellos y de sus realidades propias constituyen una identidad nacional, un pueblo.

En este momento, la forma de pertenecer a la comunidad de Esona es suscribirse a su lista de correo tras la autoidentificación con la experiencia de tener una realidad propia y con sus valores. Así, se puede estar pendiente de las últimas actualizaciones y de los pasos a seguir para la obtención de la nacionalidad.

Ser esonés es un sentimiento que no entra en conflicto con el de la nacionalidad o nacionalidades previas. No son excluyentes. Esto no impide que pueda existir una mayor identificación con una, o incluso una identificación única con la esonesa.

Esona no es un Sujeto de Derecho Internacional, por lo que los esoneses deben ajustarse a las leyes del país en el que se encuentren.




Esona como Filosofía

– Una esona es una realidad propia.
– Resuelve una situación de fricción.
– Es una parte de la realidad.
– Es una herramienta psicológica.
– Es una filosofía de vida.

Una esona es la realidad propia que alguien construye para vivir en la realidad común, debido a la necesidad de resolver una situación de fricción.

Esta fricción puede tener varias direcciones:

a) Ir desde la realidad común hacia un individuo que presenta una o varias características que le hacen diferente, en lo que es una fricción por prejuicio.
b) Ir desde el individuo hacia la realidad común, en la que la fricción viene motivada por una falta de identificación.
c) Ir en ambas direcciones a la vez.

Una esona es una parte de la realidad, una realidad individual, no un mundo imaginario, aunque pueda, o en ocasiones deba, completarse con la creatividad.

A veces esta realidad propia es un estado mental oculto para los demás, pero también puede existir de manera visible, bien en la apariencia del individuo con una estética, físico o forma de ser determinados, en las personas que elige como entorno o en la cultura que crea o consume.

En cualquier caso, una esona es el espacio en el que anida la identidad del que es diferente ante una mayoría o un pensamiento predominante, y sirve como herramienta psicológica de empoderamiento para disminuir la fricción con la realidad común, al añadirle un refugio que la hace habitable.

Una esona o realidad propia tiene prioridad frente a la realidad común, permite estar sin pertenecer, y funciona como un filtro en el que a la persona solo le llega del exterior aquello que la beneficia.

Normalmente, quien tiene una esona es quien no espera a que la realidad cambie, construye una propia. Esta puede servir para ejercer un activismo consciente, pero en la mayoría de los casos es simple y llanamente una filosofía de vida que hace posible formas diversas de ser y vivir.

 

¿Qué no es Esona?

Esona no es en ninguna de sus acepciones ni una religión ni una ONG ni un juego ni una broma.

Una esona no es un mundo de fantasía o ficción. Es una parte de la realidad, física o mental, de aquel que la tiene, y puede servirse de la imaginación para completarse, pero no surgir única y exclusivamente de ella. Por esto, una esona se “construye”, no se “crea”.

En ningún caso puede llamarse esona a una realidad propia que resulte de la distorsión inducida por un estado alterado de conciencia, o que sirva de paraguas para algún tipo de abuso sobre una persona o un animal o para la consecución de cualquier otro delito.

Última edición: 10 de octubre de 2018.

© El equipo de Esona

¿Quieres formar parte de una comunidad de gente adelantada a su tiempo?
Recibe en tu correo las últimas actualizaciones de Esona y únete a la primera micronación que celebra la diversidad.

° es GRATIS y libre de SPAM.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
¿Te gusta Esona?
×
Did you like it?
Share it on Facebook